7-9 MAYO 2019
MADRID - IFEMA

Principales tendencias tecnológicas en la industria química

Principales tendencias tecnológicas en la industria química

La integración de los avances tecnológicos en la industria química ha derivado en nuevas oportunidades y desafíos. También en nuevas tendencias. Pero gracias a ella, las empresas han conseguido aumentar la velocidad de los sistemas de fabricación. También han mejorado el procesado de las sustancias. Esto ha derivado en un cambio de mentalidad en las empresas, pero también en nuevas posibilidades para ellas, que no podían imaginar hace sólo unos años.

Como resultado, la industria química puede conseguir mayor rentabilidad en sus procesos. Pero también un mayor valor añadido, y una gestión más inteligente de sus activos. Todo ha llevado a que las tendencias para esta industria en el sector hayan experimentado un cambio. Y también, que las empresas que se sigan quedando apartadas de ella vayan, inevitablemente, a quedarse atrás. Está en su mano decidir si dan el salto o no, mientras otros ya se centran en las nuevas tendencias de futuro del sector.

Tendencias de la industria química gracias a la tecnología

Entre las principales tendencias de la industria química para el futuro a las que ha dado lugar la llegada de la tecnología está el replanteamiento de los modelos de negocio. Las condiciones de cambio del mercado, inmerso en un cambio rápido, hace que las empresas del sector químico tengan que reinventar sus prácticas tradicionales. Además, deben terminar con modelos de negocio obsoletos. Para ello, las empresas deben identificar y vigilar las actuaciones de su competencia. Y reconsiderar su oferta de mercado. A partir de ahora, debe ajustarse a la demanda y la rentabilidad en un sector en particular.

Las empresas también deben fijarse en los mercados emergentes. Esto se debe a que las empresas que tengan su sede en ellos van a poder mejorar su nivel de competitividad con las de otros países más ricos gracias a la tecnología. Hasta ahora, el mercado lo dominaban unas cuantas empresas ubicadas principalmente en países desarrollados. También en mercados como el chino. Pero la tecnología puede hacer que las químicas de países en desarrollo puedan avanzar y mejorar en el desarrollo de productos. Y por tanto, ganarles cuota de mercado.

Internet de las Cosas también va a jugar un papel muy relevante en la industria química. Muchas de las principales empresas del sector adoptaron esta tecnología rápidamente. Mientras, otras empresas más pequeñas todavía no se han dado cuenta del potencial que les ofrece. Pero a medida que lo vayan haciendo, la adoptarán con rapidez. Todo por sus múltiples ventajas. Entre ellas, la conectividad entre el equipo y los dispositivos inteligentes. A esto hay que sumarle que los empleados pueden rastrear los problemas y fallos en las maquinarias en tiempo real. Como resultado, se podrá optimizar el rendimiento de las instalaciones.

La adopción de sistemas de ciberseguridad también va a ser una tendencia al alza. Con ellos se conseguirán cerrar las puertas a los puntos de la empresa y las fábricas más vulnerables que pueden dar acceso a terceros no autorizados a través de Internet. Eso sí, las empresas tendrán que proporcionar formación al respecto a sus empleados sobre los riesgos que corre la empresa con la adopción de las nuevas tecnologías. También de las medidas que se pueden tomar para evitarlos y prevenirlos.