7-9 MAYO 2019
MADRID - IFEMA

Principales tendencias de la industria plástica para 2019

Principales tendencias de la industria plástica para 2019

La industria de la fabricación y el reciclaje de plásticos se está viendo afectada por una serie de cambios y tendencias, relacionadas tanto con los propios procesos de fabricación como con la legislación medioambiental. Estos no sólo están marcando las principales pautas que lleva siguiendo la industria plástica desde hace unos meses. También lo van a hacer a lo largo del próximo año 2019. A continuación desgranamos las tendencias que marcarán esta industria a corto plazo.

Tendencias de la industria plástica en 2019: legislación

Una de las principales tendencias de la industria plástica para el año 2019 tiene que ver con la legislación relacionada con el cuidado del medio ambiente. En numerosos países, entre ellos en España, se están aprobando leyes que buscan terminar con las bolsas de plástico de un solo uso, lo que apunta a su futura desaparición. Para empezar, las tiendas han comenzado a cobrar por ellas entre 5 y 15 céntimos. Mientras, cada vez son más los establecimientos que optan por sustituirlas por bolsas de papel.

Varias grandes cadenas de supermercados ya han dado este paso. Mientras tanto, otras se están planteando llevar a cabo esta medida en algún momento de 2019. Es posible que a otros establecimientos más pequeños les cueste más tomar la decisión, pero todo apunta a que en unos años, las bolsas de plástico de un solo uso serán cosa del pasado. Es precisamente esa la dirección en la que se está moviendo la legislación en varios países: conseguir que tanto los consumidores como los establecimientos comiencen a utilizar otro tipo de plásticos biodegradables.

Más automatización y ligereza

La denominada Cuarta Revolución Industrial no está siendo ajena a la industria plástica. Tal como está pasando en otros sectores, el dedicado a la fabricación y reciclaje de plásticos está adoptando poco a poco nuevas tecnologías encaminadas a mejorar sus sistemas de producción. Pero también a optimizar la producción, evitar los errores, mejorar la calidad del plástico que producen, etc. Para conseguir todo esto, la industria plástica está apostando por la automatización de procesos. Esto, además de conseguir mejorar los niveles de producción, permite a las empresas predecir fallos en los equipos y programar las reparaciones, recoger datos sobre el proceso o gestionar mejor los picos de producción.

Otra de las tendencias en la industria plástica para 2019 pasa por la fabricación de plásticos más ligeros. Sobre todo, los destinados a envases. En concreto, a las botellas elaboradas con plástico PET, que cada vez tienen menos peso. Así las cosas, tendrán un nivel mejor de huella ambiental. Por un lado, estos envases podrán reciclarse con más facilidad. Por otro, la creación de plásticos más ligeros permite consumir menos combustible. Esto desemboca en una mayor eficiencia energética. Todo mientras se reduce el grosor de las paredes de los plásticos, que algunas tecnologías han conseguido rebajar hasta los 0,2 milímetros.

Por otra parte, un plástico más ligero permite lograr que también tenga un mayor nivel de transparencia. Eso sí, para ello es imprescindible utilizar diversas técnicas. Por lo tanto, resulta imprescindible potenciar el I+D en el sector de la industria plástica. No sólo para un plástico de menor grosor pero con el mismo o un mayor nivel de resistencia. También para poder lograr distintos acabados en plásticos cada vez más finos.