6-8 NOV 2018
MADRID - IFEMA

Los beneficios de la química aplicada a la agricultura

Los beneficios de la química aplicada a la agricultura

La industria química trabaja desde hace muchos años sobre todos los aspectos cotidianos. No obstante, la química aplicada a la agricultura es, tal vez, uno de los más beneficiados junto con la ganadería. Dos pilares fundamentales para la economía de un país. En esta ocasión, vamos a poner toda nuestra atención sobre los beneficios de la química sobre el sector agrícola.

Aplicaciones de la industria química sobre la agricultura

La química es aquella ciencia que se encarga de estudiar los compuestos de una materia y sus transformaciones a partir de su composición atómica. Desde que la industria química aplicada a la agricultura ha aparecido se han reducido considerablemente sus costes, así como sus tiempos de producción. Esto ha supuesto importantes beneficios dentro del sector agrícola.

Estas son las aplicaciones más relevantes de la química sobre la agricultura:

  1. Abonos orgánicos: su uso aumenta la fertilidad de los suelos, así como promueve la mejora de sus características en beneficio de la calidad de sus plantaciones. Se considera abono orgánico a aquel producto derivado de residuos animales y vegetales cuyo componente principal es el carbono.
  2. Plaguicidas: la lucha contra las plagas en el campo ha permitido evitar la malformación de las cosechas, así como la transmisión de enfermedades a los animales por consumir plantas contaminadas.
  3. Clorificación del agua: la química aplicada a la agricultura es capaz de mejorar la calidad del agua considerablemente. El uso de cloro en pequeñas cantidades ayuda a combatir los gérmenes que pueden causar daños en las plantaciones, haciendo su consumo apto para animales y personas. De hecho, los filtros químicos son muy útiles para el riego de campos ecológicos en los que se necesita un agua con un pH neutro.

Finalmente, cabe destacar la propia química del suelo. Es decir, el propio suelo actúa como un reactor químico. Una planta en contacto con la tierra desarrolla un proceso que consiste en:

  • La absorción de nutrientes.
  • Exudados radiculares.
  • Absorción y desorción.
  • Disolución y precipitación.
  • Mineralización.
  • Disolución de gases.
  • Eliminación de gases.

Ventajas de la química aplicada a la agricultura

Está demostrado que la química es fundamental para la obtención de campos fértiles y sanos. Esto repercute directamente sobre la salud y la calidad de nuestra ganadería. Los animales se alimentan directamente de las plantas. Por este motivo, la química aplicada a la agricultura:

  • Combate las plagas y evita enfermedades.
  • Mejora la salud humana al conseguir alimentos más sanos.
  • Aumenta los cultivos y mejora la calidad del suelo.
  • Reduce los costes y el tiempo invertido en el campo.
  • Evita la pérdida de cosechas.

En definitiva, lo que se conoce también como agroquímica es una ciencia sumamente importante para el desarrollo de una agricultura sostenible y segura. No debemos olvidar que el trabajo en el campo se basa en el manejo de seres vivos (plantas) que requieren de una manipulación limpia y eficiente. Aquí comienza un ciclo que continua con la alimentación de los animales y los seres humanos.