6-8 NOV 2018
MADRID - IFEMA

Innovación: bolsas de plástico solubles en agua

Innovación: bolsas de plástico solubles en agua

La lucha por la disminución de la contaminación plástica en nuestro planeta está de enhorabuena. Las bolsas de plástico solubles en agua ya son toda una realidad. Un producto reciclable y ecológico que no daña el medio ambiente. Este es un gran paso dentro de la industria plástica en todo el mundo.

Guerra contra los plásticos

Durante el pasado Día Mundial del Medio Ambiente la ONU quiso dejar constancia de su preocupación por el uso de excesivo de plásticos descartables. Un producto que está dejando a nuestros océanos en un estado lamentable. La guerra contra el plástico está en pleno auge y así lo demuestran iniciativas como esta.

Chile ha sido el país pionera en desarrollar una nueva fórmula que permite la creación de bolsas de plástico solubles en agua. Investigadores de la empresa SoluBag han sido los responsables de este innovador proyecto. Bolsas biodegradables que empezarán a ser comercializadas en este país a partir de octubre. Uno de los primero países de Latinoamérica en prohibir el uso comercial de bolsas de plástico.

Cómo son las bolsas de plástico del mañana

Un simple cambio en la fórmula del plástico ha permitido a Roberto Astete y Cristian Olivares, responsables de este hito industrial, el desarrollo de bolsas de plástico solubles en agua. Una nuevo procedimiento en el que se sustituyen los derivados del petróleo por alcohol de polivinilo (PVA). Un derivado de la caliza que no contamina el entorno ni tampoco es dañino para la salud humana.

La presentación de este innovador producto el pasado mes de julio fue toda una revolución. Los dos artífices de este proyecto demostraron ante el público la soluble de sus bolsas de plástico, así como su inocuidad. Y lo hicieron bebiéndose un par de vasos de agua tras disolver una bolsa en ese mismo agua.

La gran diferencia entre el plástico tradicional y éste es su permanencia en la naturaleza. Mientras los plásticos que conocemos pueden llegar a estar en nuestro entorno hasta 150 años, el plástico soluble en agua solo permanecerá con nosotros unos minutos. ¿Y qué pasa si llueve? Parece una pregunta tonta, pero no lo es. Porque sus inventores han pensado en todo. Sus bolsas de plástico están programadas para disolverse a una determinada temperatura del agua. Todo un avance para la sostenibilidad de la industria plástica a nivel mundial.

Más avances para la industria plástica

De momento, este proyecto ha sido aplicado a las bolsas de plástico. Sin embargo, se espera su uso también en otros productos como envases de plásticos y cubiertos. Por otro lado, SoluBag también está desarrollando bolsas de tela solubles. Una fórmula muy útil para productos reutilizables o de un solo uso como, por ejemplo, material hospitalario.

En un mundo en el que se fabrican más de 350 millones de toneladas de plástico al año seguimos necesitando soluciones como ésta. Una industria más sostenible para un entorno menos contaminado. Porque, al fin y al cabo, dependemos de una naturaleza que cada día está más muerta.