6-8 NOV 2018
MADRID - IFEMA

El boom de las carreteras de plástico reciclado

El boom de las carreteras de plástico reciclado

Una de las principales preocupaciones de la industria plástica es el tratamiento de los residuos para la sostenibilidad del planeta. En este sentido, el plástico reciclado para otros usos se ha convertido en una de las mejores soluciones para alcanzar dicho objetivo. Hace ahora un año que se empezaban a conocer las primeras noticias sobre esta alternativa al asfalto.

Carreteras ecológicas

En abril de 2017 la empresa holandesa KWS diseñó un nuevo sistema para construir carreteras con plástico reciclado. Una solución que permite limpiar los vertederos y los océanos de plásticos contaminantes.

Este método permite reutilizar dicho material para fabricar tramos de calzada que son trasladados directamente al lugar donde se esté construyendo la nueva carretera. El resultado es mucho menos agresivo para el medioambiente y permite la aplicación de la economía circular. Y es que según los estudios realizados este plástico reciclado tendría una vida útil tres veces mayor que en otras condiciones.

Ventajas de las carreteras hechas con plástico reciclado

Aún se necesitan realizar estudios en cuanto a su adherencia en suelos mojados y su comportamiento acústico. Pero las carreteras de plástico ya se están construyendo en países como Holanda, Reino Unido o la India como una alternativa más económica y menos contaminante.

Estos son los beneficios de las carreteras de plástico reciclado:

  1. El plástico reciclado produce una huella ecológica mucho menor que los sistemas tradicionales de construcción de carreteras.
  2. Su construcción es bastante más rápida. Una carretera de plástico reciclado se tarda en un hacer en un 70% del tiempo. Esto es gracias a su sistema de módulos prefabricados que se encajan a modo de piezas de Lego.
  3. Estas carreteras son mucho más ligeras que solo las de asfalto y hormigón. Su peso es cuatro veces menor que las convencionales, por lo que necesitan de menos maquinaria para su instalación.
  4. Más eficacia y durabilidad. Se calcula que una carretera hecha con plástico reciclado es un 60% más resistente y tiene una vida útil un 10% más larga que las carreteras convencionales.
  5. Tiene gran capacidad para soportar temperaturas extremas. Tanto el frío por debajo de los -40 grados como el calor por encima de los 80 grados centígrados.
  6. Es una materia prima mucho más económica y duradera. Además, sus reparación son bastante más sencillas de llevar a cabo que en las carreteras de asfalto.

Conclusión

Muchos problemas de contaminación y generación de residuos CO2 podrían reducirse gracias a este innovador sistema. El plástico reciclado es uno de los mayores desperdicios que hay esparcido por todo el planeta. Su reutilización nos garantiza un medioambiente mucho más limpio y unas industrias más sostenibles.

Las carreteras hechas con plástico reciclado ya son toda una realidad. Con este método ya se han hecho carriles bici, calles, suelos para casas y terrenos para campos de refugiados. El Reino Unido ha anunciado que empezará a construir carreteras con plástico reciclado a través de la aprobación de dos ayuntamientos ingleses. Toda una revolución que significará un antes y un después para nuestras carreteras.