6-8 NOV 2018
MADRID - IFEMA

Los avances en sostenibilidad de la industria plástica

Los avances en sostenibilidad de la industria plástica

La industria plástica se preocupa cada vez más por su impacto en el medioambiente. No solo en los residuos que genera en sus procesos de fabricación. También por los que pueden causar los envases y elementos que fabrican. Por ejemplo, las botellas y envases de alimentos, que son uno de los principales generadores de residuos del planeta. Por todo esto, numerosas empresas y miembros destacados del sector están intentando reducir la huella que los plásticos dejan en su entorno. Desde cambiar los métodos de producción hasta cambiar los materiales empleados en la fabricación de objetos plásticos. Todo enfocado a mejorar la sostenibilidad de la industria plástica.

Además de los miembros de la industria, hay diversas organizaciones y entidades que también trabajan en la misma dirección. Su misión principal es la creación de nuevos materiales con un menor impacto. Estos son, o bien reutilizables o bien biodegradables, conocidos como bioplásticos.

Bioplásticos reciclados, una clave para la sostenibilidad de la industria plástica

Este tipo de plásticos que acabamos de comentar se elaboran a partir de residuos de todo tipo. Como consecuencia, no solo se consiguen fabricar envases con un menor impacto en el medioambiente. También se logra reducir el de otros tipos de industrias. Se generan a partir de material plástico reutilizable, e, incluso, de otro tipo de restos. Además de contribuir a la reducción de la presencia de plásticos en el planeta, los bioplásticos tienen otros beneficios.

Entre ellos, que son reciclables y pueden utilizarse varias veces. También son seguros, en la mayoría de los casos, para utilizarlos con alimentos. Y hasta para la conservación de material sanitario. También se degradan con mucha más rapidez que los plásticos convencionales. Por lo tanto, si dejan de utilizarse y terminan en la basura, no tardan tanto en desaparecer. Se calcula que los plásticos de fabricación convencional tardan hasta 450 años en desaparecer. Y estos nuevos plásticos, creados a partir de residuos, se desintegran muchísimo antes. Tanto, que en algunos casos hay documentada una degradación del 60% del envase plástico en tan solo 9 semanas.

Cambios en la producción y reciclaje en la industria plástica

Además de nuevos materiales, dentro del sector se han dado diversos avances que han mejorado la sostenibilidad de la industria plástica. Por un lado, con el uso, en muchos casos, de materiales reciclados para la producción de nuevos plásticos. También han cambiado los sistemas de producción de cara a la reducción de la energía utilizada para hacer funcionar la maquinaria. Lo mismo ha sucedido con el consumo de agua. Actualmente, la industria plástica ha adoptado prácticas con las que ha conseguido reducir el consumo de agua.

Por otro lado, los nuevos mecanismos de fabricación que utilizan las empresas del sector permiten gestionar mejor todos los residuos producidos durante el proceso de fabricación de plásticos. Así se reduce también el impacto de la industria en el medioambiente.

En cuanto a los plásticos que hay llegado al final de su vida útil, también se están buscando soluciones para su tratamiento. De esta manera, la sostenibilidad de la industria plástica será todavía mayor. Entre estas medidas está la puesta en marcha de sistemas de clasificación mecanizada para tratar de identificar los plásticos que pueden reutilizarse. Así se podrá reducir el nivel de desperdicios en los vertederos de residuos y extraer componentes que puedan utilizarse de nuevo en la fabricación de materiales plásticos.